Man with head in hands sitting in room

 

Actualmente vivir en Bs As. es un factor científicamente comprobado que genera un monto significativo de ansiedad y stress que si no estamos preparados adecuadamente para afrontarlo, puede perjudicarnos a nivel mental – emocional y físico. De hecho en Bs. As. como otras metrópolis argentinas y del resto de mundo, son muy altas las tasas de ausencia laboral debido al manejo inadecuado del stress urbano diario. Sin olvidarnos que, por solo dar cifras, se estima que cerca del 40 % de los adultos porteños consume algún psicofármaco relacionado a algún trastorno del stress y ansiedad.

¿Qué es el estrés urbano?

El stress se define como un fenómeno psico-corporal que se produce cuando tenemos que enfrentarnos a diversas situaciones que demandan cada una de las áreas de nuestra vida (laboral-afectiva-social-académica-etc.). El stress también es la reacción que tenemos frente a los desafíos de cada día. Vivir en la ciudad , en medio del caos de transito, las peleas políticas, los problemas del trabajo, los conflictos familiares y de pareja, puede inducirnos a tener un stress altamente negativo cuyas manifestaciones son ansiedad, miedos, desconfianza y síntomas psicosomáticos de diversos tipos tales como depresión , trastornos gastro intestinales, disfunciones sexuales, ataques de pánico, insomnio , etc. Eso significa que precisamos urgentemente tomar medidas que nos ayuden a enfrentar esta “situación de riesgo” si no podemos volvernos personas ansiosas en forma excesiva.

¿Qué podemos hacer para enfrentarnos adecuadamente con el stress urbano y evitar la ansiedad?

Aquí van tres sugerencias destinadas a disminuir tu stress diario y ansiedad, afín que te sientas mas pleno en tu vida diaria.

a) ¿Sabes que te estresa?:
En general sabemos vagamente que nos estresa, pero no concretamente. Es bueno realizar un listado de aquellas situaciones concretas de nuestra vida diaria que nos estresan y generan ansiedad. Cuando las vemos en el papel, tenemos mas distancia emocional para ver soluciones al respecto. Cuando no sabes que te estresa, te sentís angustiado, ansioso y la vida te pasa de largo. En tanto que al identificar lo que te estresa, angustia o molesta, tenés más opciones concretas de solucionarlo. Si es que realmente queres…

b) ¿Recargas tu energía a diario?:
Vivir en la ciudad entre otras cosas produce un desgarramiento de nuestra naturaleza vital. Al estar en una ciudad perdemos contacto con las creaciones múltiples y bellas de la naturaleza, nos perdemos de estar mas tiempo admirando la belleza que nos rodea. Vivimos acelerados e inmersos en un ritmo frenético que nos aleja de las cosas mas simples y esénciales. Hagámonos un espacio en la semana dedicado a nosotros mismos, generemos una isla de placer y contacto natural para recargarnos energéticamente. Esto puede ser una caminata a un parque cercano sin prisa, sintiendo el sol y escuchando el murmullo de los pájaros. O salir a practicar un deporte con amigos. Lo que fuese que nos de placer, nos de energía, no implique daños y nos contacte con la naturaleza.

c) ¿Tocas o sos tocado lo suficiente en tu vida?: 
Tocar y ser tocado es fundamental. Es sencillo, el contacto es lo primero que recibimos al nacer. Somos tocados cuando salimos de la panza de nuestra madre. Si no somos tocados, es probable que podamos morir. Tal es nuestra necesidad y dependencia al contacto con afecto. Al crecer vamos desarrollando otras formas simbólicas de dar y recibir afecto. Pero la esencial que más nos llega al corazón son los abrazos, besos, caricias, mimos, hacer el amor, etc. ¿Vos tenés en forma periódica alguno de estos contactos en tu vida? Está comprobado que cuanto mas llenemos nuestra vida de abrazos, amor, mimos, abrazos, mas felices nos sentiremos. Y obviamente nuestros niveles de ansiedad y estrés disminuirán notablemente.

Lic. Pablo Nachtigall – Psicólogo y Terapeuta en Bioenergética

 CONSULTAS AL 4774 4241