tarot-la-luna

Los temores pueden ser factores útiles e inútiles en  nuestra vida. Pueden ayudarnos a crecer mejor preparados o bien pueden mantenernos durante años, inmovilizados y estancados en el amor, el crecimiento financiero y espiritual. A menudo observo pacientes y participantes de seminarios que dicto, que durante años permanecen “pegados” a sus miedos y ello les impide crecer y avanzar en sus vidas. Un miedo es útil cuando te indica que ante determinada situación, es importante que te prepares adecuadamente para afrontarla. En tanto que es inútil cuando está en tu inconciente, no lo reconoces y tampoco hacés nada para confrontarlo adultamente. Te invito a leer mi ultimo libro “El equilibrio perfecto: Entre tu vida personal y profesional” donde profundizo más acerca de esto.

El Tarot junguiano tiene una carta llamada La Luna, que es un arcano mayor que refleja un momento que estamos atravesando donde nos invaden miedos y nos sentimos inmovilizados y desestabilizados. En realidad este arcano nos está indicando que estos miedos tienen larga data y aparecen justamente para que comencemos a hacernos cargo en nuestra vida y evolucionemos. Si observás la carta, notarás una mujer escalofriante, llamada Hécate, que según la mitología griega era una bruja que asustaba a los viajeros durante la noche.  Todos tenemos una “Hécate interior” que a veces puede asustarnos con frases y pensamientos. El desafío es concientizar a esta bruja y aprender a confrontarla, ya que eso nos vuelve personas más valientes para atrevernos a explorar el amor, el dinero y los vínculos. No hay nada más triste que permanecer durante un largo tiempo sintiéndonos victimas de Hécate sin hacer nada. Esta clase de estado prolongado puede llevarnos a padecer ataques de pánico y ser fóbicos a la vida.

Lic. Pablo Nachtigall – Psicólogo y tarotista junguiano

CONSULTAS AL 4774 4241